• David Spinozzi

Mantenimiento preventivo en bandas transportadoras.


Debido a las exigencias en la gran mayoría de las industrias las cintas transportadoras suelen trabajar 24/7. Esto implica que los tiempos para paradas de planta programadas son muy reducidas o en el mejor de los casos tengan un tiempo muy limitado.


Al manejar material a granel, los transportadores se encuentran sometidos a problemas de limpieza, contaminación e inclusive a problemas de desalineamientos. Todas estas causas pueden derivar en una parada de planta prematura. Una parada prematura de la planta, como consecuencia de una falla en el sistema transportador, implica pérdida de producción y afecta la eficiencia de toda la empresa.


Sumado a las exigencias actuales de producción, que una planta solo realice tareas de mantenimientos correctivo implica no solo un stress enorme debido a la parada de producción, sino que afecta directamente la rentabilidad de toda la empresa.


Para poder trabajar con mantenimientos preventivos en bandas transportadoras debemos, en primer lugar, contar con un censo de nuestro transportador. Luego del censo se deberá realizar visitas de rutinas que nos permitan visualizar el estado de las cosas en función a lo relevado inicialmente.


En este post pretendemos dar el puntapié inicial en un proceso de mantenimiento preventivo. Va a estar estructurado en cinco secciones. En la primera, vamos a hablar de los distintos tipos de mantenimientos que podemos realizar en una cinta transportadora. En la segunda, vamos a comentar cómo realizar paso a paso el censo en la cinta transportadora. La tercera parte, estará orientada a cómo realizar las visitas de mantenimiento. En la cuarta, nos enfocaremos en cómo realizar un recorrido para mantener la producción funcionando. Y la última, la quinta, estableceremos las conclusiones del post.


índice

  1. Tipos de mantenimientos en cintas transportadoras.

  2. ¿Cómo realizar una primera inspección?.

  3. ¿Cómo realizar la inspección de mantenimiento?

  4. ¿Cómo realizar la inspección de rutina?

  5. Conclusiones.

1. Tipos de mantenimientos en cintas transportadoras.


Cuando hablamos de mantenimiento en cintas transportadoras hacemos referencia a restablecer o garantizar las funcionalidades de sus componentes para que el sistema como un todo trabaje correctamente.


Sin embargo, tenemos dos tipos de mantenimientos. El correctivo y el preventivo. Cuando hablamos de mantenimiento correctivo nos referimos a las tareas que debemos realizar para resolver el problema o la falla que afecta a la cinta como sistema.


Mientras que cuando hablamos de mantenimiento preventivo en cintas transportadoras, a lo que hacemos referencias son a aquellas tareas que hacemos para garantizar que el equipo se mantenga en buen estado y que no falle prematuramente.


Está claro que la realización de tareas preventivas no garantiza el 100% de la no ocurrencia de hechos o eventos de roturas o fallas en el equipo. Pero si trabajamos con indicadores, los resultados son comparativamente superiores a los que tendríamos en el caso de no realizar este tipo de trabajos.


“Los sistemas de medición y generación de datos en tiempo real permiten contar con datos concretos de funcionamiento de los equipos. Adicionalmente, herramientas de business intelligence nos permite crear dashboard para medir la evolución de nuestro transportador.”


Las tareas de mantenimiento preventivo implican una inspección detallada de la máquina para comprobar si hay componentes que funcionan mal o que se debilitan debido al desgaste. La conciencia temprana crea la oportunidad de resolver un problema antes de que comience. Las correcciones se pueden hacer más fácilmente, otorgando una mayor fiabilidad del transportador. Lo cual, optimiza la vida útil de la banda transportadora.

2. ¿Cómo realizar una primera inspección?


Para que nuestros recorridos a la cinta tenga sentido, nuestro primer paso debe ser saber que vamos a relevar. Es decir, no tiene sentido recorrer la cinta transportadora de manera rutinaria, sino tenemos un control y registro de los componentes que integran la cinta.


Para ello partimos de la primera visita que vamos a denominar el censo del sistema. En el censo, el objetivo será de manera metodológica relevar los componentes de la cinta transportadora y su estado actual.


Un punto a tener en cuenta antes de comenzar con el trabajo de relevamiento es contar con las herramientas necesarias para poder levantar toda la información de la cinta transportadora.


Herramientas para inspeccionar la plantaFunción
Herramientas para inspeccionar la plantaFunción

Equipo de protección personal PPEOfrece seguridad personalAnemómetroCaptura las velocidades del aire usado en la suspensión del aireLocalizador de ángulosDocumenta la pendiente de la estructuraMedidor de decibeliosMide los niveles de ruidoLector dureza shoreDetermina la dureza de la superficie de la banda transportadorTermómetro infrarrojoInforma la temperatura de los componentesNivelDetermina si los componentes se encuentran niveladosEsteatitaMarca los componentes de aceroTacómetroMide la velocidad de la bandaCinta métricaMide las distanciasCalibreMide distancias de diámetrosSmartphonePermite iluminar y tomar imágenes de los componentesLápiz y papelRegistra los datosCinturón de herramientasTransporta las herramientas


A continuación podrá descargar la plantilla para completar el censo de la cinta transportadora. En la plantilla se estructura la información necesaria para posteriormente poder cotizar los componentes necesarios.

Un dato que no se encuentra considerado en el censo es el relevamiento de las zonas de carga o puntos de transferencias. Sin embargo, es fundamental ya que son zonas donde se producen muchos problemas. Esto implica contemplar distancias de transición y ángulos de valles de las transferencias. Pero nos referiremos a este punto en otro post.


3. ¿Cómo realizar la inspección de mantenimiento?


Las inspecciones de rutina, a diferencia del censo, busca controlar distintas áreas del transportador para corroborar futuros problemas de desempeño. Es por ello, que en este tipo de visitas uno debe enfocarse en los problemas de limpiezas, de desalineamiento o de roturas en la banda.


La mejor manera de comenzar la inspección de mantenimiento es comenzando por el tambor de cola. Cuando nos encontramos en el tambor de cola debemos ver si la cinta se encuentra centrada, comprobar si existe contaminación en la zona y si la transición a la zona de carga se ha realizado correctamente.


Posteriormente pasamos a la zona de carga, a la base del zapato. Es importante ver si existen problemas de contaminación. Esta zona es una de las más problemáticas de las cintas transportadoras. La contaminación puede deberse a inconsistencias entre el diseño y el manejo de la carga. Inclusive si la carga del material no se está realizando en el centro de la banda puede existir desalineación en la banda misma.


Cuando controlamos las estaciones portante es muy importante que enumeremos todas las estaciones de trios. Ya que pueden existir problemas de alineación o de fallas de funcionamiento en cada rodillo particular. Por eso, es importante que tengamos bien identificado el rodillo y a qué estación pertenece.


Cuando hacemos relevamiento de las estaciones portante, es fundamental que controlemos si los rodillos están girando correctamente. Los sellos contaminados son un gran problema porque pueden inmovilizar el giro del rodillo, produciendo un desgaste de las caras de acero del rodillo con potencialidad de rotura de la banda de manera longitudinal.


En el tambor de mando tenemos el punto de mayor tensión del sistema. De hecho, la transición del punto de tensión al de compresión se produce en el tambor de mando. La alineación de la banda al ingresar es fundamental. Una desalineación en ese punto puede producir rotura prematura.


Adicionalmente esta zona es donde debemos comenzar a limpiar la banda transportadora. Si no limpiamos en este punto es muy difícil mantener la cinta transportadora funcionando en condiciones correctas. El control del estado de las cuchillas de los limpiadores, verificar si los sistemas de tensión están funcionando correctamente son detalles fundamentales a verificar en este punto.

Cuando pasamos a las estaciones de retorno lo primero que debemos verificar es si existe contaminación debajo de las mismas. Al estar la banda sujeta a la gravedad, las vibraciones que se producen en la misma al pasar por los rodillos de retorno, produce que el material se despegue de la banda y caiga al suelo o quede adherido en los rodillos de retorno.


Para poder llevar la inspección de mantenimiento a cabo puede descargar la plantilla que guíe el proceso de inspección.

4. ¿Visitas para mantener la producción funcionando?


Las visitas de rutinas o para mantener la planta en funcionamiento busca a través de un recorrido rápido en la cinta detectar alguna señal de alerta. Las inspecciones oculares en forma periódica son un elemento fundamental del correcto funcionamiento del transportador. Simplemente examinando superficies y partes visibles, se puede ahorrar tiempo, dinero y trabajo.


En líneas generales, las preguntas que se pueden hacer a la hora de buscar daños o desperfectos son:


¿Tiene algún daño la banda transportadora?


Hay que comenzar revisando la banda. ¿Puede ver algún daño? ¿El empalme está en buenas condiciones? ¿Los rodamientos y los rodillos están funcionando correctamente? Un cojinete desgastado podría ser la razón por la que una banda se corre hacia un lado. Hay que tomarse un tiempo para ajustar y reparar los detalles más pequeños del transportador.


¿Está la banda transportadora centrada en el transportador?


Una banda transportadora debe estar centrada para un transporte óptimo de un producto. Hay que comprobar que está colocada precisamente entre los rodillos. También, asegurarse de que los rodillos estén alineados y no presenten ningún desperfecto. Caso contrario, existe el riesgo de que la banda pueda comenzar a correr hacia un lado.


¿La banda transportadora moviliza adecuadamente los productos? ¿Cómo funciona la banda transportadora durante su operación?


Una banda podría funcionar bien cuando está vacía, pero luego empezar a resbalar bajo el peso de una carga. Si una banda se desliza o se frota en un cierto punto, el calor de la fricción puede desarrollarse, y en el peor de los casos, comenzar a fundir el material de la banda. Por lo tanto, debe ajustar la banda con y sin carga.


¿Está limpia la banda transportadora?


Algunas bandas son más críticas para la higiene que otros, por ejemplo las bandas que transportan alimentos. Por lo tanto, es importante limpiar tanto la banda como las piezas con las que está en contacto regular. Superficies irregulares, rasgaduras o grietas son lugares donde las bacterias pueden crecer potencialmente. La suciedad y las sustancias que entran en la banda podrían provocar la contaminación del producto. Por lo tanto, siempre se debe inspeccionar y limpiar cuidadosamente la banda.

Por otro lado se recomienda realizar una comprobación periódica de la tensión de la cinta, especialmente en condiciones de funcionamiento extremas, por ejemplo con arranques frecuentes a plena carga, variaciones significativas de temperatura, etc.


Si la tensión es demasiado baja, se debe volver a tensar hasta que ésta funcione correctamente. Hay que tener extremo cuidado de no superar el alargamiento máximo admisible de la cinta transportadora.


5. Conclusiones.


Debido a las exigencias en la gran mayoría de las industrias las cintas transportadoras suelen trabajar 24/7. Esto implica que los tiempos para paradas de planta programadas son muy reducidas o en el mejor de los casos tengan un tiempo muy limitado.


El mantenimiento preventivo se convierte en un factor fundamental de la eficiencia de toda la empresa. Cuando hablamos de mantenimiento preventivo en cintas transportadoras, hacemos referencias a aquellas tareas que debemos realizar para garantizar que el equipo se mantenga en buen estado y que no falle prematuramente.


Existen tres tipos de chequeos que debemos realizar en una cinta. El censo, en donde determinamos todos los datos del transportador. La visita de mantenimiento, donde recogemos información sobre el estado de los componentes dividido por las zonas de la cinta. Las visitas de rutinas, que buscan chequear puntos de alarma que debemos tener en cuenta para que no nos falle la banda en las próximas horas.


Es importante mantener un registro de la información que vamos relevando en cada visita ya que nos permite tener control sobre los componentes de la cinta transportadora como así también optimizar la vida útil de la banda.


2,852 vistas

Entradas Recientes

Ver todo